Conozca las ventajas de tener múltiples nacionalidades

Conozca las ventajas de tener múltiples nacionalidades

En las sociedades globalizadas, donde la movilidad suele ser un elemento muy preciado, cada vez es más común que las personas tengan al menos dos nacionalidades. Esto les permite viajar con mayor facilidad, logran salir de conflictos políticos y sociales que afecten a uno de sus países y obtienen ventajas financieras.

Hoy es habitual hablar de múltiples nacionalidades y de doble ciudadanía; aunque, en realidad, no existe una convención internacional que establezca la nacionalidad o el estatus de la persona, ya que esto depende exclusivamente de las leyes nacionales de cada país.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de tener doble ciudadanía?

La doble ciudadanía facilita recibir los privilegios otorgados por cada país. De esta forma es posible acceder a dos sistemas sociales, estudiar en las escuelas y universidades, votar y trabajar en cualquiera de los dos países, sin necesidad de un permiso ni una visa.

Con la doble ciudadanía la persona maneja dos pasaportes, uno de cada país. Gracias a esto garantiza el derecho a entrar a cualquiera de los dos países, sin necesidad de un visado. El segundo pasaporte también le permite tener propiedades en cada país. Esto es importante, ya que no son pocas las naciones que prohíben a los extranjeros ser propietarios de bienes inmuebles.

Otra ventaja, quizás intangible, pero igual de importante es la posibilidad de insertarse en dos culturas, manejar un nuevo lenguaje y una forma diferente de vida. No obstante, la doble ciudadanía tiene algunas desventajas, entre ellas el riesgo de cumplir obligaciones tributarias en las dos naciones. Por ejemplo, Estados Unidos exige a sus ciudadanos que paguen impuestos por todo ingreso que hayan obtenido en cualquier parte del mundo, a partir de esto entonces la persona tendría una doble carga impositiva nada agradable; aunque también es cierto que decenas de países han firmado tratados para evitar la doble fiscalidad de sus ciudadanos.

Otra complicación está dada en el propio proceso de obtención de la ciudadanía. En ocasiones es simple, por ejemplo, cuando la persona nace en un determinado país; pero en otros casos el proceso puede ser largo y costoso.

¿Qué es la doble o múltiple nacionalidad?

Algunos países permiten la doble ciudadanía; otros lo prohíben por completo y hay un tercer grupo de naciones que, en casos específicos, acepta que un ciudadano maneje dos pasaportes.

En la mayoría de los países que permiten la doble ciudadanía aplica que no se reconoce la otra mientras esa persona está en territorio nacional. Esto quiere decir que un ciudadano estadounidense, cuando se encuentra en territorio norteño, tiene que cumplir todas las obligaciones y no puede hacer uso de su otra nacionalidad para evitar el servicio militar.

Existen diferentes maneras de adquirir la doble nacionalidad, entre ellos está: la ciudadanía por descendencia, la cual permite a la persona obtener la nacionalidad de cualquiera de los dos padres; la ciudadanía por nacer en el territorio, la cual existe en varios países latinoamericanos y en Estados Unidos y Canadá; aunque otros la han prohibido; ciudadanía por matrimonio, que es común en la mayoría de las naciones que otorgan el pasaporte al cónyuge o, en ocasiones, el matrimonio permite acortar los trámites de naturalización.

Otra vía es la ciudadanía por adopción, que es cuando un menor es adoptado y obtiene la nacionalidad de uno de los padres; un mecanismo cada vez más empleado en la actualidad es la ciudadanía por inversión, mediante la cual las personas, al realizar elevadas inversiones, reciben como premio un segundo pasaporte. Este proceso es muy utilizado por países del Caribe como Antigua y Barbuda, Granada, Dominica, St. Kitts y Nevis y Santa Lucía.

Existen al menos otros dos mecanismos: por ejemplo, Israel otorga a todos los judíos el derecho a emigrar hacia ese país, a partir de la Ley del Retorno y garantiza un mecanismo rápido de adopción de la ciudadanía; además, está la ciudadanía por ocupar una determinada plaza, como sucede en el caso del Vaticano; aunque esta ciudadanía se pierde una vez la persona haya dejado de desempeñar un rol en ese país.

La doble ciudadanía no es permanente. Una persona tiene el derecho a renunciar a una de sus ciudadanía y algunos países aplican lo que se conoce como “ciudadanía durmiente”, es decir, la persona tiene doble ciudadanía, pero mientras viva en uno de ellos, su estatus y sus derechos ciudadanos en el otro país quedan “inactivos”; aunque estos pueden “reactivarse” una vez esa persona haya decidido radicarse, permanentemente en el otro país.


¿Necesita una consulta sobre este tema?

Reserve

voguepay

OBD_ES

cc10_ES

Open bank account

voguepay ES

Spectrocoin 240x400

Cryptocurrency10.com
Avenida Samuel Lewis, Torre Omega, suite 5D.
Panamá.

General: info@cryptocurrency10.com
Clientes: customerservice@cryptocurrency10.com
Soporte: support@cryptocurrency10.com

Teléfonos
Italia: +39 (06) 99335786
España: +34 (93) 1845787
Panamá: +507 8327893
Panamá: +507 8339512
Estados Unidos: +1 (305) 3402627

Urgencias:
+507 8339512

Servicio al cliente desde
02:00 - 06:00 (Español, inglés e italiano)
08:00 - 17:00 (Español, inglés e italiano)